domingo, 22 de marzo de 2009

Odisea granadiense, la Alhambra, y Abejamarrán: el sultán.

Si una cosa tenemos clara, es que no nos ponemos de acuerdo para escribir en el blog. Entre que uno quiere decir solamente gilipolleces, otra quiere ser más formal, y el otro sólo grita y salta en la cama mientras canta una canción de camp rock con voz femenina imitando a la chica esta de cara agria, decido escribir lo que a mí me da la gana.
Bueno no, porque mi hermano Rubén está aquí sentado enfrente mía comprobonado que no me meto con él.
Nuestro último viaje, y obviamente aprovechando este puente del día del padre, nos hemos ido a Granada. Hay que ver la cantidad de veces que hemos visitado los pueblos de al lado como Guadix, Benalúa, etc. Odiaba Granada por eso. Sus pueblecitos interiores me agobiaban tanto, que era incapaz de ver la belleza que esta provincia andaluza desprendía. Pero lo cierto es que Granada es muy bonita. Rubén, Yago y yo hemos disfrutado de toda ella. Desde la visita a la Alhambra- obligatoria para quienes visiten la ciudad- hasta sus sierras más cercanas, donde se encuentran las ruinas de unas trincheras de la Guerra Civil.

Lo que más nos ha gustado ha sido sus callejuelas-zocos (que parece que estés en Túnez) para regatear con los árabes el precio de un pantalón 'cagado-colorido' que has visto llevar a los bohemios de la ciudad y que te ha encantado.
Lo cierto es que hay cantidades de teterías con un ambiente muy acogedor.
Por aquí me comenta Rubén que una de las ventajas de una ciudad es que te peudes vestir como a ti te guste sin ser criticado, ya que hay mucha variedad de estilos.
A Yago, lo que más le ha gustado ha sido la Alhambra y sus jardines-paraísos. Esas historias que remontan la época musulmana en España, los tules de las esposas de los sultanes, y la leyenda del tal Abejamarrán- por supuesto nombre medio inventado porque no nos acordamos del verdadero- y los árboles casi milenarios que esconden cantidades de secretos históricos.
Todo ha sido maravilloso: la catedral, las catacumbas que hay en el mntasterio del monteno del 'San Cristón' (mentira, que es el de Sacro-monte, lo que pasa es que a mi siempre se me olvida y digo San Cristón)
Y como última cita, que es tarde y nos tenemos que ir, añadir que,'las tías de hay estaban muy bien, pero cuando hablaban la cagaban' frase textual de Rubén. A Yago eso le daba igual, sólo se fijaba en... ya sabeis, las sandías, que en verano vienen muy bien para refrescarse. Y yo, bueno, los bohemios y sus rastas son mi debilidad
:-D

domingo, 1 de marzo de 2009

Yago, Rubén Laura e Hipo!

Que últimamente estamos muy vagos... xD nadie quiere actualizar ni escribir ni nada, así que foto al canto, y, bueno, poner ahí abajo donde los comentarios lo guapos que somos, anda!

Datos personales